miércoles, 12 de julio de 2017

Henry David Thoreau

El libro que estoy leyendo en estos días se llama "Walden o La Vida en los Bosques" de Henry David Thoreau, que coincide con que hoy es el 200 aniversario del nacimiento del autor.


Lo que me llevó a leer este libro fue el video de una casa en un bosque que encontré en YouTube titulado "Thoreauvian simple living: unelectrified, timeless tiny home".

Sobre la casa: es una cabaña que ocupa una superficie cuadrada de menos de 4 metros por lado; consta de sala con chimenea, cocina, baño, estudio y, en el tapanco, un colchón y un armario; no tiene electricidad, por lo tanto, no tiene refrigerador ni estufa porque la chimenea se usa para cocinar; sus propietarios, supuestamente, la habitaron por varios años (en el video, la casa se ve como nueva, como si nunca la hubieran habitado; incluso los libros se ven falsos).

Luego supe que con el término "thoreauvian" se referían a Henry David Thoreau, un escritor y filósofo estadounidense que se alejó de la "falsa" sociedad de su tiempo, viviendo un par de años en una cabaña en el bosque, junto al lago Walden.

Sobre el libro: lo compré porque en Internet leí que era como un diario. En realidad no es un diario, es una mezcla de relatos sobre su experiencia de vivir solo (la construcción de la cabaña, su alimentación y otros hábitos cotidianos) y pensamientos profundos sobre la naturaleza (el lago, los animales, la lluvia, los árboles) y la sociedad en la que le tocó vivir (el trabajo, las relaciones personales), donde ya percibía el autor los primeros vicios del capitalismo.

Cuando lo empecé a leer y vi que no era un diario, no me gustó tanto pero lo seguí leyendo porque he encontrado ideas y frases fabulosas.

Les dejo algunos ejemplos que he marcado en mi libro:
Creo provechoso estar solo la mayor parte del tiempo. La compañía , por buena que sea, cansa y origina pérdida de tiempo. [...] Muchas veces nos sentimos más aislados enmedio de los seres humanos que recluidos en nuestras habitaciones. [...] El campesino puede muy bien trabajar solo durante el día [...] y no sentir la soledad, porque está ocupado; pero cuando vuelve a su casa por la noche es incapaz de sentarse solo a merced de sus pensamientos, en un cuarto donde no haya nadie; le es necesario ir a donde pueda "ver gente".


- § -

Otro verano no sembraré alubias ni maíz con tanto esmero, sino semillas tales [...] como las de la sinceridad, la verdad, la sencillez, la fe, la inocencia y otras análogas, a ver si crecen en este suelo todavía con menos trabajo y abono, para alimentarme de ellas; pues seguramente la tierra no ha quedado exhausta para estas cosechas.

- § -

Intenté ayudarle con mi experiencia, explicándole que él era uno de mis vecinos más próximos, y que [...]  si él se decidiera, podría en un mes o dos construirse un palacio propio; que yo no probaba el té ni el café, ni la manteca, ni tomaba leche ni carne fresca; y que, por tanto, no precisaba trabajar para comprar todo eso, aparte que, como mi tarea no era dura, no necesitaba mucho alimento, y mis gastos en comida eran una futesa; pero que, como él empezaba nutriéndose de té, café, mantequilla, leche y carne, tenía que trabajar mucho para pagarlo, y al trabajar mucho necesitaba comer bastante para reparar las fuerzas de su organismo; y que así se encerraba en un círculo vicioso; peor aún, pues se sentía descontento y derrochaba su vida en el cumplimiento de aquel contrato.

- § -

Que el ganarte la vida sea para ti un deporte y no un oficio. Disfruta de la tierra, pero no la poseas; por falta de fe y de iniciativa los hombres están como están, comprando y vendiendo y llevando una vida de esclavos.

- § -

El renunciar a comer animales forma parte del destino del género humano en su evolución gradual, del mismo modo que las tribus salvajes abandonaron la antropofagia al ponerse en contacto con seres más civilizados.

- § -

No es el manjar que entra por la boca lo que mancilla al hombre, sino el apetito con que lo come. No la calidad ni la cantidad, sino la devoción al gusto sensual; cuando se come no para el sustento de nuestra vida animal o para estimular el espíritu, sino para provisión de los gusanos que nos poseen.

Enlaces:
Kirsten Dirksen - Thoreauvian simple living: unelectrified, timeless tiny home
Innermost House